11.3.13

Gaviota buscando ayuda urgente para su ala

La gaviota se quedó quieta delante de mi paseo por la playa. Andaba, volaba poco, pero estaba herida en una ala. La mañana era fría y gris, apagada de sol, de invierno. Y ella se tumbó sobre la húmeda arena en busca de descanso o de cura. Cuando me acerqué ella no quiso moverse e incluso al llamarla giró su cabeza, mi miró y posó tranquilamente. Creo que buscaba ayuda y yo no se la podía dar. Me intenté acercar más para consolarla pero se levantó y ando rápido, tal vez escapando de un animal como yo, parecido al que la dejó herida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario