12.9.17

Unas oficinas tenebrosas. por fuera, claro

No estoy seguro si trabajar dentro de estas oficinas es una suerte o una desgracia. La fachada llama a la duda. ¿Qué se trabajará dentro? Claro que…, las personas del interior no se asoman a ver la fachada, pero al entrar no sé…, o igual les afecta que lo último que vean de la luz del día sean jeroglíficos y ya entren con mal fario.

¿A qué se puede dedicar una empresa que en la fachada es capaz de convivir con estos relieves? ¿cómo durmió aquella noche en la que el arquitecto se le ocurrió decir que sí a la propuesta de estos dibujos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario