8.4.18

Indalo y Hechicero en cuevas de Almería

El abrigo cueva de los Letreros que se encuentra en el término de Vélez Blanco (Almería) tiene unos 25 metros de anchura por 6 metros de profundidad y unos 8 metros de altura, dentro de una peña del Macizo de Maimón, en Sierra María.

En esta roca al aire libre podemos contemplar una serie de pinturas monocromas de unos 8.000 años de antigüedad, realizadas al aire libre pero en zonas de muy complicado acceso (es posible que se hicieran también pinturas de este tipo en zonas fáciles, pero que los años y los hombres las hayan destrozado) y en donde se representan personajes diversos y grafías de más compleja intención. Escenas de caza, de danzas rituales y signos gráficos que no entendemos bien.

Entre las figuras que se reconocen, destacan dos claramente muy difundidas, Una es la muy nombrada “Indalo” y la otra es la de un presunto hechicero.
El Indalo lo han querido explicar como una persona que sujeta con sus dos manos el arco iris, como queriendo dominar la naturaleza y las lluvias torrenciales. En realidad mucho más parece un guerrero que dispara con su arco semicircular. Se ha convertido en un símbolo almeriense tanto del turismo como de una pequeña filosofía de entendimiento de relaciones entre las personas y la naturaleza.

Sin duda estamos delante de unas obras de arte primitivas, pero también de unas obras de escritura ancestral, con dibujos, con grafías que se utilizaban para comunicar, para dejar constancia de lo que realmente les importaba a aquellas gentes. Líneas onduladas que puede ser el mar, posibles estrellas, pirámides que se tocan y que podrían indicar sistemas de poder o de organización social, etc.

Abajo a la izquierda de la imagen se puede ver el Indalo, y en la zona superior el Hechicero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario