Con el Arte puedes jugar a crear Arte

¿Has probado a realizar una obra de arte que te llegue a sorprender a ti misma? ¿Una creación que normalmente no llegarías a realizar nunca? ¿Quieres intentar crear una obra artística que se salga totalmente de tus marcos mentales?

Si normalmente pintas, intenta hacer una escultura. O al revés. Y además que sea algo tuyo pero totalmente distinto a lo que has realizado hasta la fecha. Una idea que cuando la veas con el tiempo, tú mismo te sorprendas de ella.

Se busca que tú mismo te sorprendas de lo que has realizado. Que tú misma no te reconozcas en la obra que has terminado haciendo. ¿Y por qué? Pues por nada en especial. O si. 

Tal vez para que veas que eres capaz de salirte de tus marcos mentales, de que no existen barreras, de que lo que haces lo haces porque te gusta y quieres, pues eres capaz de hacer muchas otras cosas muy diferente.

Resistir es vencer. Carteles para una guerra contra el Coronavirus

En la anterior entrada hablaba de la importancia de la cartelería en los conflictos, como método rápido de sintetizar los mensajes, de hacerlos simples y sencillos para entenderlos de un vistazo. Esa es la gran calidad de la utilización de los carteles, que te entra el mensaje simbólico incluso complejo, de una forma muy sencilla y por la vista. 

No es necesario leer, dedicar segundos, pues el mensaje del cartel actúa la memoria fotográfica que es mucho más rápida para retener mensajes en el cerebro.

Cartel de la Guerra Civil, llamando a la mujer a alistarse

Los conflictos armados, las guerras, son siempre espacios temporales y geográficos, sociales sin duda, muy dados a la creación de carteles como elementos artísticos sencillos de multiplicar para mandar mensajes. 

Cuando la iglesia desde la Edad Media (por poner un espacio temporal) amplía los altares, las imágenes y cuadros religiosos, no hace otra cosa que no sea utilizar la cartelería pintada para explicar con imágenes lo que no se podía hacer con libros, con texto.

Este cartel es de la Guerra Civil en España, de los que hay centenares de ejemplos desde los dos bandos, para llamar a la sociedad a implicarse o a simplemente entender lo que estaba sucediendo desde las diferentes posiciones ideológicas.

¿Para qué sirve dibujar con negro y luz?

Dibujar es mucho más que dibujar, es sobre todo vaciar el cuerpo mental de ideas. Es lo más fácil que se puede hacer con el Arte, enfrentarte a la idea que llevas dentro con un soporte sencillo y una herramienta muy básica. Un papel y una tizna de color que sea capaz de manchar el soporte.

El dibujo es sobre todo signos, son letras sin abecedario, caracteres universales que ya practicamos de niños. No sabemos que idioma hablaban los prehistóricos, pero sí sabemos cómo escribían animales o guerreros sobre las rocas. Su dibujo lo hemos entendido. Si nos hubieran dejado sus palabras nos hubiera costado mucho más como nos sucedió con los íberos.

Un dibujo está lleno de líneas, de trazos distintos, de diferente grosor y dirección, temblorosas o fijas, contundentes o sutiles, que nos indican algo o que simplemente nos muestran caminos o formas y espacios. Escribir con líneas es una manera de hablar con manchas, de ensuciar para limpiar con luz. En un dibujo tan importante son las zonas manchadas como las zonas blancas.

En un dibujo tenemos muy pocos elementos para llamar la atención, no suele haber color, muchas veces tampoco los dibujos contienen formas muy detalladas sino luces y sombras, limpieza y suciedad. Así que hay que intentar acertar con ambos elementos. Y vaciar la idea.

Hablar gritando en silencio. Poesía Visual

Se puede hablar con palabras, con letras, pero también se puede dibujar con letras, se puede expresar arte con palabras, con letras. la Poesía Visual sería un ejemplo pero hay varios más. La mezcla e interacción de texto y dibujo o pintura es un clásico. Y un clásico en aumento.

Una palabra puede ser un símbolo, pero también puede ser una mancha, un espacio que cubrimos con unas formas, pues las letras son formas gráficas. Una palabra puede ser una imagen, una letra puede ser una sombra, un objeto, un espacio.

Una palabra dice lo que leemos en ella, pero también puede decir mucho más o incluso bastante menos. Una palabra se puede usar, manipular, modificar sin dejar de ser esa misma palabra, para que así nos diga “otra cosa”, nos insinúe algo más que la simple lectura rápida.

Hoy que a todo le dedicamos segundos de nuestro tiempo, tal vez facilitar la comprensión con textos y a su vez ampliar la idea con ellos puede ser una forma de retener la idea acelerando los tiempos de lectura y comprensión, de motivación de lo que vemos.

Mentira y sueño de Franco, de Antonio Saura

De la exposición "Mentira y sueño de Franco" de Antonio Saura en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, con toda su colección de obras que tiene su familia sobre ese periodo oscura de la Dictadura donde era tan complejo opinar incluso con Arte os dejo su obra: Despertar de la Bella durmiente, o un triste relámpago, creada en el año 1962.

Cartel de Teatralia, como obra de Arte lógica

Los carteles y su expresión forman parte también del mundo del arte aunque en muchos espacios no se considere al Diseño Gráfico como un elemento que forma parte de la actividad artística. Se necesita una buena idea, una motivación que ayuda a expresar un mensaje, se necesita saber provocar al espectador y transmitir un mensaje. Puede ser efímero pero cada vez hay más diseños gráficos que se van reconociendo como elementos artísticos y permanecen en museos o en colecciones privadas. 

Basándose en dibujos infantiles dejo este cartel de "Teatralia" de Madrid para este marzo de 2020, alegre, colorista, llamativo y que sabe trasmitir el mensaje que desea mandar tanto el artista creador como quien encarga el trabajo. 

¿Acaso por ser un encargo no puede ser considerado una obra de arte? Sería una broma pensar así. Los pintores en toda la Historia del Arte han sido meros trabajadores de encargos de las grandes familias o de los gobernantes de cada país.

El texto como herramienta para construir arte visual

La revista Babelia del diario El País publicó hace unos días esta portada que vemos arriba. Un claro ejemplo de poner en valor el texto como forma de arte, de entender que con el texto también se puede crear arte como se crea con los brochazos, las manchas, el color. El texto sería la forma más rápida de transmitir algo, pues todo el mundo lo comprende con una simple mirada. O casi.

Pero el texto es sencillo de entender, pero también tiene la posibilidad de poder jugar con él para hacerlo inentendible. 


Si queremos simplificar un mensaje lo sencillo es transmitirlo con texto. Pero si buscamos la doble intención o la sensación abstracta de que se quiere transmitir lo que a uno le sale desde dentro, el texto lo complica pues el espectador busca la normalidad del texto y no su sentido figurativo, expresivo, compositivo.

Y el texto, como grafos, como manchas y formas, también sabe trabajar los espacios y los contrapesos de un lienzo o de un papel. De eso entiende mucho la poesía visual.

Arte Urbano en las alcantarillas de Japón

El Arte Urbano tiene muchas variables y para ejemplo esta alcantarilla de Japón donde es muy habitual en algunas ciudades crear series de tapas de alcantarilla con dibujos y colores para dar una mirada artística al suelo de sus calles. Podemos ver más ejemplos en esta página.

Nota.: La información es de nuestro corresponsal Luis Iribarren.

Expresionismo abstracto. ¿De dónde nace?

Cuando una persona dibuja o pinta una abstracción… ¿de dónde saca esa imagen, esa idea? Vemos una obra que de entrada estamos preparados para no entender, para intentar descifrar. pero el que la ha creado lo ha hecho con normalidad, utilizando casi siempre unos códigos, un idioma que él domina. ¿Pero de dónde ha sacado esa necesidad y esa concepto que está tan alejado de lo habitual?

Sin duda para el artista que ha creado esa imagen que vemos reflejada en un cuadro le resulta habitual, clara. La llevaba dentro antes de plasmarla en una tela. Formaba parte de sus recuerdos transformados, del subconsciente, de la memoria que modifica en signos, en manchas, en formas.

Estas personas hoy en el mundo occidental son artistas. Diríamos incluso que simples artistas. Pero en otras culturas se las ha considerado durante siglos como Magos, Seres Diferentes y Especiales, Chamanes o Brujos

Y a veces se les atribuía a sus formas de pensar, de hablar, de transmitir, de dibujar, unos poderes especiales. Incluso a veces peligrosos o personas de la comunidad con una fuerza especial que no se entendía y que ejercía respeto y temor.

La obra es del expresionista abstracto americano Beauford Delaney y realizada en el año 1957. El expresionismo abstracto es una variable americana (nace en New York) del expresionista europeo sobre todo alemán, y que bebe del surrealismo automático.

Vídeos Musicales. ¿El Arte del siglo XXI?

Al igual que todo el mundo artístico (casi) admite que la abstracción es el género artístico del siglo XX con todas sus variables y que Kandinski o Picasso pudieron ser los que le dieron el empujón definitivo, también se admite que a finales del siglo XIX ya se habían realizado obras abstractas en mayor o menor grado que abrieron ese concepto de olvidarse de la realidad y abrir el trabajo solo al color, la forma, sin perspectiva posible, volviendo en alguna forma a lo plano para convertirlo en relieve visual.

El nacimiento de la fotografía obligó a la pintura a buscar sustitutos a su representación de la realidad. ¿Y ahora en el siglo XXI qué nos empuja a seguir buscando sustitutos artísticos a la abstracción?

A veces nos preguntamos qué Arte es el que quedará del siglo XXI, cuando en realidad estamos comenzando su andadura aunque ya estemos en el 2020. Hoy todo parece Arte muy efímero, sin consistencia, arte de usar, mirar, disfrutar y tirar.

Pero hay una disciplina artística que sin duda quedará por su contenido, su complejidad, su adelanto a todo lo hecho con anterioridad. Son los vídeos musicales, los spot o anuncios. Contienen dentro todas las disciplinas artísticas con todos sus adelantos en comunicación y trasmisión.

Hay fotografía, literatura, teatro, pintura, música, saben atrapar al espectador, lo motivas y le inquietan, lo mueven por dentro e incluso por fuera, son recordados, forman un mundo expresivo nuevo que busca una meta clara que es el consumo además de la motivación e incluso la felicidad.

En 20, 60 ó 200 segundos logran crear una historia, atrapar al espectador, montar un escenario ficticio, y en esos segundo crear un “cuadro” que se mueve y se escucha y que todavía no es posible colgar en la pared, pero que goza de la ventaja de que su contemplación es gratuita en la mayoría de los casos. Siempre muy viral y accesible.

Ya no son obras de Arte para tener en propiedad solo una pequeña parte de las personas con dinero, tampoco es una obra de Arte para estar colgada en Museos (de momento), pero accede a los gustos de la gente joven, y se mueven a sus ritmos, contando qué es y cómo vemos la sociedad actual.

Cuando hablamos del final de la pintura como manifestación artística predominante, tal vez los pequeños vídeos sean sus sustitutos naturales. Ya iremos viendo. O iréis viendo vosotros. 


Todo tipo de arte es abstracción o surrealismo

El Arte nunca es real, todo es ficción o abstracción o falso. Incluso una fotografía es mentira. Nada de lo que vemos en el Arte es tal y como realmente es o era. Todo es una recreación. Y partiendo de esta premisa tal vez podamos entender mejor qué es Arte y que es simplemente juegos de volúmenes, de luces o de formas.

Cuando vemos una escena de una película con dos actores entendemos que es todo falso y que lo ha creado el director. Pero también ha decidido la posición de la botella encima de la mesa, el color de las paredes, el tipo de iluminación o la posición del bigote del actor principal. Nada existía antes de que el director empezar a tomar decisiones. Vemos lo que él ha querido que veamos.

En el Arte en general sucede lo mismo. Percibimos lo que ha querido el artista, y como él ha querido mostrárnoslo. Elige el encuadre, la altura, el angular, el tipo de luz, donde se pone para que el espectador vea desde un lugar determinado. Elige el tipo de color, la saturación o el enfoque si es fotografía. Elige la textura, el alfabeto que quiere utilizar para hablarnos, el tamaño de la formas y su color en relación a la ttalidad del lienzo y de las otras formas.

El realismo no existe, o si acaso existe solo en el pensamiento del artista. Los espectadores tan solo podemos descifrar, observar, contemplar. Todo es abstracto, todo es surrealismo pues nace de la idea y de la mochila de una persona a la que llamamos artista y lo que tan solo hace es transmitir con arreglo a sus formas e ideas.

Nota.: La imagen que vemos arriba es de Francisco Bores pintada en el año 1935 y "Sin Título".