El texto como herramienta para construir arte visual

La revista Babelia del diario El País publicó hace unos días esta portada que vemos arriba. Un claro ejemplo de poner en valor el texto como forma de arte, de entender que con el texto también se puede crear arte como se crea con los brochazos, las manchas, el color. El texto sería la forma más rápida de transmitir algo, pues todo el mundo lo comprende con una simple mirada. O casi.

Pero el texto es sencillo de entender, pero también tiene la posibilidad de poder jugar con él para hacerlo inentendible. 


Si queremos simplificar un mensaje lo sencillo es transmitirlo con texto. Pero si buscamos la doble intención o la sensación abstracta de que se quiere transmitir lo que a uno le sale desde dentro, el texto lo complica pues el espectador busca la normalidad del texto y no su sentido figurativo, expresivo, compositivo.

Y el texto, como grafos, como manchas y formas, también sabe trabajar los espacios y los contrapesos de un lienzo o de un papel. De eso entiende mucho la poesía visual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario