Marcos Parajua y su: Mímesis: arte y naturaleza en el tiempo sin espacio


La exposición "Mímesis: arte y naturaleza en el tiempo sin espacio" es una retrospectiva del joven artista Marcos Parajua, que puede visitarse hasta el próximo 18 de julio en Segovia y de la que dejo una pequeña muestra.

Marcos Parajua es un artista interesado en las relaciones entre lo mediado y lo inmediato en la construcción de los sujetos, la verdad, la emancipación y los cuerpos, en unas constantes que se comparten a través de los audiovisuales, los nuevos medios, las instalaciones, las pinturas y los objetos, considerando el arte como un campo en curso con una historia, con la intención personal de pretender interrumpir el discurso pictórico, para traer al frente la imagen, el volumen, el sonido y las instancias sensoriales que conforman la realidad, ya sea en la naturaleza, en las narrativas nacionales o en la religión, en la ciudad, los reclamos publicitarios o los movimientos estéticos.

El propio autor nos dice en su blog: Sea la carne lo habitado que no podemos del todo apropiar y a su vez el medio para somatizar aquello que nos es también solo parcialmente accesible en la experiencia.
Una degeneración de la idea de justa medida es aquella que somete en abstracto al conjunto del ser al remanente de la razón victoriana. El histrionismo, la afectación y, en este sentido el exceso (el payaso de jengibre bastante aterrador, el hamburglar, una especie de gota púrpura) quedan recuperados siempre que no señalen situaciones opresivas que aún confronten a la persona, y que en cualquier caso se atribuirán a su deficiente ética, a su falta de (privilegio) clase- virtud moral del individuo cultivado (sillas de sedán acolchadas de terciopelo) . A relacionar el co-medir de esa moral al ritual de sociabilidad moral en tanto religiosidad pública que da nombre a la comedia. Estatuto alien que sitúa el ser en determinaciones e indeterminaciones espacio del yo (espacio del yo posible).


No hay comentarios:

Publicar un comentario