20.5.13

Mandan esconderse a los más listos, a los que nunca conocemos

Estamos atados a los que no dan la cara, esos que escondidos saben gobernarnos con trampa, no solo desde la política sino también desde el consumo, el trabajo sin derechos, el abuso de lo servicios que dosifican según los tiempos, buscando su beneficio o el poder de dominar, no siempre de gestionar.

Hay más manos dominando y que permanecen escondidas a nuestra vida, que aquellas que dando la cara son fácilmente criticables pues suelen ser los tontos útiles que se dejan manipular por los escondidos. 


Los listos mandamases no se bajan hasta los lugares en donde se les puede reconocer, saben esconder sus decisiones para no ser señalados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario