21.4.14

Techo de La Lonja de la Seda o de los Mercaderes de la ciudad de Valencia

La Lonja de la Seda o de los Mercaderes de la ciudad de Valencia es un ejemplo contundente del gótico civil y es Patrimonio de la Humanidad por su bella construcción y por su excelente conservación.

En la planta alta podemos contemplar un excelente artesonado en el techo del que dejo un detalle, lleno de figuras todas distintas, tal vez mal iluminadas pero hay que pensar también en su conservación y que da muestra de la riqueza empleada en su construcción como edificio para que la burguesía valenciana hiciera sus negocios. En esta sala de la segunda planta es donde estaba ubicado el “Consulado del mar” donde se trataban asuntos del comercio marítimo.

Por cierto tiene un sótano donde se reunían casi en secreto los mercaderes a realizar acuerdos ajenos a las normas legales, tratos “en negro” o apaños que deseaban realizar fuera de la vista del resto de mercaderes. Es visitable.

La construcción de la Lonja de Valencia es anterior a la Lonja de Zaragoza, pero posterior a la de Barcelona o Palma, todas ellas construidas desde la Corona de Aragón para gestionar el comercio desde y hacia el mar Mediterráneo y como atracción económica de las grandes ciudades para gestionar sus negocios.

Se llama Lonja de la Seda por ser este artículo uno de los más pujanza comercial de la época, en una Valencia muy importante con gran número de industrias textiles. 

Una Lonja era no tanto una sala de subastas o solo un lugar de compra venta como sobre todo un edificio para una actividad similar a los grandes bancos actuales. Se compraba y se vendía pero también se prestaba, se reclamaban deudas o se fijaban los precios de los intereses y los tipos de avales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario