Un grabado que me llamó la atención en Madrid


Me pareció un grabado muy formativo por su sencillez, por su capacidad con pocos elementos y formas de resultar muy atractivo, muy personal. Era un grabado de escaparate en Madrid, dispuesto para ser vendido a quien apareciera por allí y se encaprichara de este bello ejemplo sencillo de lo fácil que es crear un impreso de calidad con una buena idea y un grafismo excelente, muy bien elegidos los colores. No ha podido saber el autor, pero no pude entrar tampoco a saber el precio pues era la hora de la siesta, la hora apagada en muchas ciudades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario