La escultora polaca Alina Szapocznikow y su "Pedro"


La escultora polaca Alina Szapocznikow es un ejemplo del surrealismo fuera de la pintura, tocando en este caso la escultura que no siempre es puramente surrealista o no solo es surrealista, acercándose al Nuevo Realismo. Esta obra del año 1972 la tituló "Piotr - Pedro" fue uno de sus últimos trabajo pues falleció en marzo de 1972. Es una obra en donde con resinas intenta hablarnos de la importancia o no del cuerpo humano, una vez que ya sabemos que se va a escapar hacia la muerte, que va a desaparecer.

A los 16 años de edad fue deportada a Auschwitz en compañía de su madre, de donde logran salir con vida. Con 42 años le diagnosticaron cáncer y lo que no lograron los nazis lo consiguió la enfermedad.

Alina Szapocznikow era también una escultora reconocida por haber trabajado con diversos materiales, desde el poliéster y el poliuretano, hasta el bronce y la piedra, sobre todo para mostrarnos con sus obras la debilidad de la carne humana y sus gestos de normalidad a veces dura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario