Karel Appel y su mural censurado sobre "Niños haciendo preguntas"



El pinto holandés (Países Bajos) Karel Appel y fundador del famoso Grupo CoBrA (Copenhague/Bruselas/Amsterdam) con otros dos artistas europeos procedentes de esas ciudades, expresionista abstracto, supo crear a golpes de pinceladas de mucho color y certeras una forma de expresarse que todavía hoy, más de medio siglo después, sigue creando mezcla de admiración y rechazo. Karel Appel supo crear una pintura espontánea, rápida, casi violenta pero muy colorista y fácil de hacer, pero que solo él realizaba con esa contundencia.

Primitivista abstracto trabaja el Art Brut posiblemente sin admitirlo, empleando modos de crear que resultan tan potentes al espectador que lo molestan a veces. ¿Tanto color? ¿Formas tan duras, tan cercanas, tan impresionadoras con sus expresiones?

Años antes de formar CoBrA y tras la II Guerra Mundial junto a otros artistas forma el grupo Nederlandse Experimentele (Holandeses experimentales) con los que quieren trabajar el Arte Experimental en varias facetas artísticas, en donde la espontaneidad fuera el vehículo de expresión, acercándose a ese Art Brut de niños y personas sin formación artística, de locos o enfermos.

En el año 1949 realizó el mural "Questing Children" o "Niños haciendo preguntas" en la cafetería del Ayuntamiento de Amsterdam que produjo fuerte rechazo por su temática y sus formas duras de niños débiles, censurándolo durante 10 años de la vista de los visitantes. Sin duda era el Karel Appel más provocador e impulsivo, capaz de mostrarnos lo duro que puede ser mirar lo que no queremos ver.

Vragende Kinderen (Questioning Childeren) es un relieve pintado hecho de trozos de madera. Karel Appel clavó bloques de madera en una superficie de tablones y luego pintó caras en ellos con puntos y líneas. Esta obra forma parte de una serie que Karel Appel creó después de un viaje en tren por Alemania, poco después del final de la Segunda Guerra Mundial, cuando vio a niños en las estaciones pidiendo dinero y comida.

En 1948-1949, representó su destino en una serie de obras con el título Vragende Kinderen. Este trabajo se centra tanto en el impulso de los niños de sobrevivir como en el impulso del artista de crear. En su búsqueda por encontrar una forma elemental de expresión, Karel Appel utilizó colores intensos, formas simples e infantiles y materiales robustos que evocan asociaciones intuitivas dentro del espectador.

El poder de estas asociaciones se hizo evidente cuando Karel Appel creó un mural de Vragende Kinderen para el restaurante de lo que entonces era el ayuntamiento de Ámsterdam. Los funcionarios públicos se rebelaron y los grandes y suplicantes ojos de los niños se taparon detrás de un muro y no se volvieron a mostrar al público hasta el año 1959. 
Dejo arriba dos ejemplos del trabajo de esta temática de Karel Appel


No hay comentarios:

Publicar un comentario