30.3.19

Joaquín Sabina y Luis García Montero, poetas en Argentina

Teatro Libertador de Argentina, en la Córdoba poco árabe, Joaquín Sabina y Luis García Montero, en el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española. Montero y Sabina. Poesía contra poesía. Os dejo el final.

Luis García Montero: Señoras…
Joaquín Sabina: Y señores.
L: No pedimos mil años ni dos horas.
J: Los gallos del teatro no quebrarán albores.
L: Será sólo un momento de atención,
J: que suplican de todo corazón
L: un poeta borgiano y misionero
J: y un músico tanguero, bandoneón sincero que toca la guitarra y cruza el mundo entero en busca de un amor y de una farra.
L: Celebramos en broma, pero en serio,
J: en serio, pero en broma,
L: la suerte de un idioma,
J: cargado de memoria y de misterio,
L: que nos une a 600 millones de parlantes,
J: un mundo de poetas y cantantes,
L: que se llama español
J: o castellano,
L: y va de sol a sol,
J: como un hermano,
L: y cruza Andalucía que rima con García,
J: y llega hasta Argentina, que rima con Sabina,
L: y salta a Nueva York con paso mexicano o colombiano,
J: y habla del amor o del dolor con un acento hispano,
L: y se come las eses o suaviza las zetas,
J: y lleva en su maleta el tú y el vos, los tontos, los boludos,
L: el chévere, el quilombo, los pendejos,
J: los pibes y los viejos.
L: Palabras vivas que desatan nudos,
J: y sueñan en Perú, la tierra de Jimena,
L: resistiendo en Madrid, la ciudad de Almudena.
J: Palabras que son luz y son escudos.
L: Un idioma de todos sus hablantes,
J: sin centros ni doctores dominantes,
L: unido pero lleno de matices,
J: diverso pero sabio en unidad,
L: que alumbra sus palabras más felices,
J: igualdad, libertad, fraternidad,
L: democracia, razón, constitución,
J: amor y corazón, dignidad y alegría,
L: ciencia, tecnología…
J: Yo soy más bien de letras, señoría.
L: Conciencia, independencia, disidencia,
J: educación, cultura,
L: buena literatura por donde el tiempo vuela.
J: Y el vuelo nos conviene: después de junio viene Julio con su Rayuela.
L: Y de ayer a mañana, los versos de Sor Juana,
J: mientras Neruda rima con Cernuda,
L: y Bioy con estoy, y san Juan con don Juan…
J: Gelman querrás decir, y no me quejo, un amigo sincero.
L: Me moriré en París con aguacero,
J: que decía Vallejo. Si vas a Mar del Plata verás que allí camina la sombra de Alfonsina.
L: ¿Con qué rima Lugones?
J: Montero no me toques… las canciones.
L: Pues agarra la vida por el mango.
J: Yo he nacido de un tango y lo llevo en la piel, Discépolo en los labios de Gardel, la bella flor del fango.
L: Viviendo mano a mano en el dolor,
J: la luz del perdedor que brilla y no se apaga en la ventana.
L: Un amor sin sotana, condenado al exilio y al sablazo.
J: Aunque a veces conviene un Cordobazo
L: y una Universidad en pie de guerra
J: que corte de raíz las opresiones. ¡Brasil, tantos millones hablaremos inglés!
L: Escribía Rubén contra el imperialismo.
J: Ahora es más de lo mismo, ¿no lo ves?
L: Pues metamos un gol en español.
J: ¿Para Talleres, Belgrano o… el Boca?
L: El fuego no se toca, dejemos esa terna.
J: Pero me siento al fuego de mi lengua materna, y la vida me juego, y una bella fragancia me devuelve a los nombres de la infancia.
L: Las primeras palabras son verdades contra las soledades.
J: Hablo y comparto el pan con mis hermanos, mestizos por amor y por la historia de pueblos soberanos con naufragios y gloria.
L: Brindemos por la llama de los libertadores, llevemos unas flores a los pies de Cervantes.
J: El mejor equipaje, el mejor almirante para este largo viaje.
L: Cada cual en su forma y a su modo, compartir un idioma codo a codo con 600 millones de personas.
J: Los puntos y las comas, de la cabeza al rabo, Teresa de Jesús, Martí y el Gabo,
L: una misma manera de decir
J: te quiero, tengo frío, estamos vivos, Inviernos, primaveras. Nos sobran los motivos…
L: Ya basta de sufrir alambres y fronteras.
J: Nos sobran los avaros, los turbios mercaderes, la globalización sin corazón.
L: los oscuros gobiernos sin mujeres,
J: las multiplicaciones sin perdón,
L: y paro de contar.
J: Haces bien pues debemos terminar.
L: Lo prometido es deuda y es sensato.
J: Se acabó nuestro gato y nuestro rato.
L: Señores,
J: y señoras.
L: Señoras,
J: y señores,
L: porque todo reloj marca sus horas,
J: de ustedes se despiden dos tenores demasiado habladores,
L: un poeta borgiano y misionero,
J: y un poeta tanguero, devoto de Argentina y el Cholo Simeone que no cambia a Gardel por los Rolling Stone.

No hay comentarios:

Publicar un comentario