12.3.19

Materiales para empezar a pintar y dibujar

Ya sé que te gusta dibujar y pintar, por eso estás en esta página, y que quieres hacerlo cada vez mejor, o al menos quieres disfrutar más de tus pequeños trabajos hasta lograr que sean grandes. Solo depende de tí. Se necesitan ganas y algunos materiales, que pueden ser baratos en un principio. No es necesario comprar los más caros, aunque es cierto que si compras los más baratos te cansarás antes pues no obtendrás los resultados que esperas.

Los lápices en negro, los que son de diversa dureza para según qué tipo de papel y de trazo suelen ser muy similares en sus resultados finales, pero en cambio los lápices de colores suelen tener una intensidad de color que depende a veces de la marca y del precio. Por eso coger los más baratos cuando sean en color no suele ser la mejor opción. Sin contar que además los de colores pueden ser solubles al agua por lo que lograrás efectos de acuarela si así lo quieres, pasando por encima de lo que hayas pintado unos pinceles húmedos.

Los carboncillos son de muy similar calidad, en cambio con los pasteles volvemos a lo mismos que con los lápices de colores, depende de la marca y el precio el que tengan colores más potentes.

Hoy se utilizan mucho los rotuladores de colores ya que cada vez hay más posibilidades y es una herramienta muy sencilla y si trabajamos con algunos que sean suaves o con colores pasteles se pueden lograr efectos interesantes.

Y además en los últimos tiempos tenemos pinceles recargables para poder llenar su depósito de pintura acuarela o témpera o acrílico, pero también de tintas, y emplearlos como un pincel rotulador. Cómodo y además nos ayuda a no gastar tanto color pues se mantiene un tiempo dentro de la carga. Eso sí, antes de que se sequen hay que limpiarlos muy bien.

Necesitamos paletas, pero a veces podemos emplear incluso las bandejas de algunos alimentos del supermercado como paletas de usar y tirar. Y poco a poco tendremos que ir decidiendo en qué tipo de pintura queremos trabajar, aunque algunas de ellas sean similares o se puedan incluso mezclar en los procesos. ¿Guache, acrílica, témpera, acuarela, óleo, tinta, pasteles?

Los pinceles deben cuidarse mucho, limpiarlos muy bien y amarlos como la herramienta imprescindible. Así que no te haga duelo en su compra y adquiere los que tengan buena calidad. Sean de pelo duro o de pelo blando, que sean de calidad. De diferentes tamaños, siempre es importante tener algunos que sean finos y de punta para dar detalles, y luego si tus obras son más de tipo expresionistas, utilizar pinceles planos o incluso espátulas. Pero también se pueden utilizar esponjas, trapos, los dedos, cañas o cualquier elemento que te puedas imaginar.

Eso sí, para aprender hay que empezar por los lápices, los carboncillos y los pinceles, y hasta que no domines estas herramientas no te atrevas con las que parecen más básicas como pueden ser los dedos o las esponjas. Hay que seguir un método de aprendizaje pues dominando las herramientas clásicas te será mucho más sencillo exigirte calidades con las herramientas más bastas y primitivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario