17.3.19

Campo de Mallorca pintado con manchas rápidas

A veces una obra de arte te "pilla" por su particular manera de tratar las pinceladas, el color, la distribución de elementos, o incluso sin saber bien el motivo. Te gusta y punto.  Este paisaje de alguna zona del campo mallorquín me gustó por la suma de colores y formas. Nada más sencillo que se podría trasladar a millones de obras de arte.

Un arbusto que sobresale entre un campo amarillo y un cielo elemental. Un arbusto rápido, manchado, pero con forma y vida. Y luz. Poca cosa, pero no es necesario más. El artista parece llamarse Muna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario