3.11.21

Reflexionemos sobre los Museos y el siglo XXI


En Róterdam se abre al público esta semana el Depósito de Arte Boijmans Van Beuningen, que insisten no es un Museo, sino un Almacén, un Depósito con 150.000 obras, un nuevo concepto de Museo de acceso público. El Depósito Boijmans Van Beuningen muestra toda la colección de arte del Museo Boijmans Van Beuningen en un nuevo edificio muy moderno y ofrece a los visitantes una visión entre bastidores de cómo funciona un museo. 

En el depósito, catorce compartimentos están equipados con estantes, bastidores y armarios para todo tipo de obras de arte. Hay compartimentos para pinturas, objetos metálicos, materiales orgánicos y no orgánicos, y fotografía en blanco y negro y en color. Los compartimentos del depósito tienen control climático, de temperatura y humedad que se mantienen estables. 

La gran duda es saber, intuir, reflexionar si los Museos del Siglo XXI van a ser esto, grandes depósitos visitables, o van a ser otra cosa, por ejemplo lugares pedagógicos, de contemplación pausada y seleccionada.

Los Museos como almacenes "de cosas" han tocado techo. Sabemos que hay que replantear su función, pero internet ya ocupa un espacio similar en algunos casos. No es lo mismo ver una obra en una pantalla que verla en el Museo, lo sé, pero ese mismo tema se hablaba sobre los periódicos en papel. 

El Museo debe ofrecer otra dimensión, y en eso tienen que trabajar, abrazando la Cultura y la Formación, pero también la Sensibilidad, las Sensaciones, el Ocio, la apertura hacia otros espacios de visibilidad pues nadie mira ya como hace 20 años, hoy tenemos multitud de opciones.

Si siguen siendo almacenes, tienen los días contados como utilidad pública al alcance de todos, no como espacios para la conservación y la investigación. ¿Sólo queremos ese uso de los Museos para el futuro?

No hay comentarios:

Publicar un comentario