2.7.13

Mujer derrotada y rota por todos nosotros


La derrota social tiene muchas aristas, muchos puntos de vista. Muchas amargas imágenes. Nos vamos acostumbrando al declive, al hundimiento social, a mirar hacia otro lado, a asumir que la desgracia ajena no es la nuestra.

Es Madrid a las 10 de la mañana, es el centro en una zona turística. Es una mujer rota, doblada, pidiendo sobrevivir. Éramos los que pasábamos por allí tras ver imágenes parecidas en esquinas o aceras de la misma Madrid. Nos vamos acostumbrando al dolor y sin hacer nada. Somos unos borregos que empezamos a ser hasta peligrosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario