Se puede estar visible, incluso cuando ya te estás degradando

Hay derribos que parecen Museos, hay paredes que son auténticos marcos que sin ellos nada parecería igual. Esta clara obra de Arte Urbano ya en proceso de una degradación lógica, que nos envía Maite desde Galicia, es un ejemplo de que el Arte Urbano como Arte del Siglo XXI, incluso muriéndose es capaz de tener vida en su envoltorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario