14.10.19

Llovía sobre las tumbas de los judíos, pero había flores

Creo que ví pasear a Kafka mientras llovía sobre las tumbas de los judíos.

No tenía un cordel blanco pero até una bufanda olvidada en el puente de las cadenas y pude respirar alivia.

Cada diez minutos me preguntabas la hora y yo abría el reloj que colgaba en mi cuello, no me importaba, el tiempo es infinito. 

Son las seis de la tarde, a esa misma hora los enterraron, no ponen flores sólo piedritas una al lado de la otra. Las toqué todas.

Cristina Pola

No hay comentarios:

Publicar un comentario