9.10.19

Una librería bar es una pequeña obra de arte

Me encantan las librerías bar, las librerías con mesas de tertulias, las librerías donde se pueden degustar los libros mientras tomas un café con olor a papel. Visito alguna en Madrid, aunque esta de arriba es de Budapest en Hungría, enviada por nuestro corresponsal en Europa Luis Iribarren que no viaja por nosotros, sino por todos incluido él mismo.

Una librería bar nace por la necesidad de ser rentable. En esta bella librería húngara tomarse un café cuesta al cambio unos dos euros. Pero el marco es diferente a todos los demás, aquí no hay prisa, hay tiempo para sentarse y leer, para mirar y remirar, para sentirte diferente. Hoy ya no se busca la rentabilidad de la bebida sino la rentabilidad de los clientes fieles.

Una librería bar es una pequeña obra de arte donde drogarse de libros, incluso de café. Allí es imposible sentirte solo, pues te acompañan las historias de todos los que han ido y volverán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario