9.4.20

Con el Arte interactuamos con la sociedad, aunque no deseemos

En estos años en los que la política está denigrada en medio mundo, mezclar la política y el arte parece absurdo. Pero simplemente lo es por haber ninguneado la posición de la política a espacios para políticos. Contundente error. Abrir el grifo de tu cocina y que salga agua tiene detrás una serie de decisiones políticas que ya sé, no quieres ni entender ni quieres estar de acuerdo.

Quien trabaja para la sociedad está haciendo política, todo lo que sirve para lograr que funcione o se mueva la sociedad, es política. Así que como personas artistas vivos, o incluso si ya hemos fallecido (aunque en este caso será complicado que me lean) cuando creamos y mostramos a la sociedad nuestras formas de pensar o de comprender o de entender lo que hacemos, estamos haciendo política.

Elegimos ideas, formas de presentarlas, intervenimos con ellas ante la sociedad, sea teatro, literatura, fotografía, música, escultura o dibujo. Sea abstracto o barroco, surrealismo o expresionismo. Hablamos con nuestras obras y al hablar y expresarnos estamos transmitiendo nuestra forma de ver, de comprender, de opinar ante lo que nos rodea.

Incluso cuando no queremos decir nada de política con nuestra obra… estamos hablando de política pues la ninguneamos totalmente, lo cual es una forma de expresión sobre la misma. No querer opinar sobre algo, es opinar sobre ello. Hacer cuatro rayas en un lienzo es decir que no quieres hacer nada más que cuatro rayas en un lienzo. Y eso es una decisión que anula todas las demás.

Así que sin duda, todo el arte es acción y arte social, y por ello es arte político, aunque ahora la palabra política nos de sarpullido. Sobre todo porque la van a ver otras partes de la sociedad, y por eso tú mismo con tu obra estás interactuando con la sociedad del momento en que se contempla.

El ejemplo más sencillo será el de los carteles que se crean en épocas de guerra. Este que vemos arriba se creó para la I Guerra Mundial por el ilustrador James Montgomery Flagg.

No hay comentarios:

Publicar un comentario