6.4.20

Crear arte es manipular, distorsionar, ser un poco brujo. Lo siento

Todo lo que nos llega está mediatizado, manipulado, distorsionado y de alguna forma algo digerido ya, para que lo entendamos de una particular manera. Y no, no estoy hablando de política aunque lo parezca. hablo de sociedad y ahora mismo me voy al ARTE.

Si todo lo que vemos, lo que nos entra (o meten) por los ojos y la cabeza, ya viene desde fuera distorsionados para vendernos algo, para que lo entendamos de alguna manera determinada, para que lo podemos absorber más fácil… no es entendible que en el ARTE pensemos que influir en los espectadores sea algo negativo.

Influir o incluso retener o afectar de alguna manera al espectador es lógico. Y si para ello hay que influir, afectar a lo que estemos creando, parecería lógico.

En realidad somos brujos, hechiceros que intentamos crear teatro en muy diversas formas, crear algo que no existe y transmitirlo a los demás, sabiendo todos que eso es mentira, pero haciendo creer a todos que es verdad. Incluso nosotros nos tenemos que creer que es verdad, nuestra verdad.

La realidad no es esa fotografía pues por muy real que la veamos, eso ya no existe. No es esa obra de teatro o ese cuento de realismo mágico. Tampoco esa escultura maravillosamente verdadera pero totalmente falsa. ¿Cuántas personas conoces tú de mármol? Si “fabricamos” una persona de mármol, será lógico y perdonable que le afilemos la nariz, le quitemos culo o les estiramos las piernas. Si queremos. O al revés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario