28.1.19

Los pájaros falsos que no querían volver a volar

El efecto era enternecedor, sencillo y tramposo. Unos pájaros recortados y pegados en una pared tras un cable de la luz para semejar una rama. Maravillosa simplicidad para crear sensaciones naturales en una calle cualquiera de Barcelona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario