15.3.21

No está muerto. Está descansando mientras espera el agua

Este barco varado lo encontré en un campo de Asturias ya hace unos años mejores. 

El Cantábrico y sus movidas mareas convierten en cadáveres varados a los que con su marea baja son herramientas de trabajo. 

La belleza engaña aquí pues parece una muerte, y en cambio es un simple descanso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario