5.6.13

La inmediatez y frescura de las acuarelas con luz

Un simple paisaje en una acuarela puede provocar recuerdos increíbles simplemente por sus luces. Es un boceto que muchas veces se convierte en una pequeña obra pues solo se busca una imagen que nos provoque un recuerdo, una imagen encuadrada y tal vez transformada en color para adaptarla hasta resultar más agradable que la propia realidad.

Las acuarelas tienen la rapidez, la sensación de inmediatez, de frescura e incluso de movimiento. Se consideran (de forma muy equivocada) obras menores, pero a veces pueden provocar más que una obra de gran formato en acrílico u óleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario