Mosaico romano de una cuadriga vencedora


Este mosaico en piedra caliza es del Siglo III, de la Roma que deseaba decorar con cuadro de cuadrigas vencedoras sus salas en donde se explicaba los triunfos de sus héroes. El equipo de los verdes fue el vencedor y lo vemos con su ramo de triunfador, con el caballo funalis, situado en las cuadrigas a la izquierda y que desempeñaba un importante trabajo, ya que de él dependía el giro que daban a la spina y que era la maniobra más arriesgada en la carrera, puesto que era necesario cerrarles el paso a los demás participantes y conseguir que cayeran en la arena. Es el caballo oscuro de la izquierda, un extraordinario animal que tomaba los giros en su punto dirigiendo al otro animal en el punto en el que las cuadrigas pierden más velocidad. 

El colorido de estas obras se ha podido mantener hasta la actualidad, lo que nos ofrece un ejemplo decorativo de sus viviendas y palacios u oficinas en donde el Arte cumplía una labor clara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario