Empujan por nacer, obligadas por la primavera que se acerca


Nacer es empujar con fuerza pues las puertas siempre están cerradas. Es abrir, salir a la luz, dejar de estar escondidas dentro de su rama. La primavera empuja las sensaciones, los milagros, las necesidades por salir y conocer el nuevo destino. 

Estas hojas son de un arbusto floral empujando desde su rama por salir de momento al frío. 

Lo hacen muy lentamente pues todavía el sol es tímido y no calienta lo que ellas necesitan, pero ansían salir a crecer y multiplicarse. 

Seguro que por debajo hay más, también empujándose unas a otras, por salir todas

No hay comentarios:

Publicar un comentario