La importancia de las líneas en la composición de Arte



Las líneas sirven para que las sigamos con la mirada. No hay línea de menos, ni línea falsa. Las sombras son líneas, las no líneas son también líneas, los espacios vacíos pueden ser líneas. Las líneas como el elemento geométrico más simple es el que más efecto tiene sobre la mirada, sobre la composición de una obra, incluso sobre el contrapeso del todo, pues ayuda a ese todo.

No hay línea inútil, y eso supone que puede haber líneas de más, líneas mal colocadas, excesivas, escasas, incapaces de llevarse bien con el resto de líneas o de la composición. 

La línea es una forma, es un elemento aunque nos parezca muy simple, tiene color, forma y peso, y puede entrar a pelear con otras formas de la obra que parezcan más contundentes. Y en esos casos, la línea suele ganar. 

La suma de muchas líneas forman un equipo de líneas, y en esa situación todas ellas hablan por sí mismas. Y se pelean o se complementan. En esos casos el fondo tiene también su importancia, y el tipo de iluminación es su sentido, el que ayuda a colocar a cada línea en su sitio, con su propia importancia.

Desde mi punto de vista, a esta imagen le sobran las líneas de las junturas de la tarima. Se podrían retocar, pero la imagen es de baja resolución y creo que con la explicación ya es suficiente.

Nota.: Esta imagen en su principio, es de Luis Iribarren. Pero está ayudada un poco para que hable por sí misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario