Arte Nada, un nuevo concepto de Arte Contemporáneo o el minimalismo del Surrealismo


La imagen de arriba nos muestra cuatro obras de Arte Contemporáneo de verdad, sin broma, con toda la carga de provocación que nos podemos llegar a imaginar. Podríamos haber puesto y elegido muchas más obras de Arte Sucio o Arte Nada, pero hemos elegido estas cuatro por facilidad de conseguir una copia digital, no merece la pena seguir buscando mucho más. 

¿Y esto es Arte Contemporáneo?

Pues sin ninguna duda lo es…, si así lo quiere el artista. Otra cosa sería opinar si el artista se debe llamar artista simplemente porque logre provocarnos, o llamar obras de arte a algo tan fácil, tan simple, sin casi ninguna sustancia.

Aunque en realidad lo grave no es la obra de arte en sí misma, sino el precio que algunos han estado dispuestos a pagar por ellas. Por ejemplo por "Vaso de agua medio lleno" del artista cubano Wilfredo Prieta y hecho en el año 2006 para la feria ARCO se pagaron 20.000 euros. 

La pregunta sería muy sencilla. ¿Dónde está la provocación en poner en una Feria como ARCO un vaso de agua o en pagar 20.000 euros por comprarlo?

Pero tendríamos que ir un poco más lejos. El Arte siempre es la imagen de su tiempo, es la fotografía que sin querer nos retrata a todos. ¿Que a tí no te retrata ninguna de estas chapuzas? Pues eso es lo que tú te crees. Sí, te retrata como a todos, pues refleja lo que es en estos momentos la sociedad de estas décadas. Nos guste o no nos guste. Somos así, capaces de estar hablando de esto, sacarlo a una feria porque no hay otras formas mejores de provocar sensaciones, miradas, criticas, conversaciones.

Estas cuatro obras además están disparadas contra la línea de flotación del Arte en general. Si somos capaces de comprender que deben existir, debemos admitir que el Arte de estos tiempos es imposible de soportarlo en el futuro, pues simplemente le está restando valor aunque tenga un altísimo precio. 

Hemos dejado el Arte en manos de los mercaderes, y ellos simplemente juegan con el trabajo de los artistas, poniendo en el mercado y ante la sociedad lo que realmente juega en contra del Arte.

¿Sabremos —como sociedad— darnos cuenta de que esto va en contra de los artistas y de sus posibilidades de subsistencia? ¿Estaremos esperando unos nuevos caminos todavía no abiertos del todo para poder seguir disfrutando del Arte que todavía no imaginamos? ¿Es acaso el minimalismo del Arte Surrealista?

No hay comentarios:

Publicar un comentario