10.1.18

Equilibrio de Jean Hélion. Un ejercicio de abstracción

Esta obra se titula “Equilibrio” y es del artista Jean Hélion quien la realizó en el año 1933 en lienzo, empleando óleo. Una obra que claramente hoy se trabajaría en acrílico, tal vez por las modas o por lograr ciertas transparencias, más sencillas con acrílico que con óleo. Es parte de la colección del IVAM valenciano.

Era un artista francés que con 29 años realizó esta obra, adentrándose en el arte abstracto tan importante en el siglo XX, formando el Grupo Art Concret que luego se transformó en el Grupo Abstracción Creatión, llegando a tener una gran importancia su obra, que por cierto se vió cortada en el II Guerra Mundial, volviendo tras ella a trabajar ya el arte figurativo algo surrealista, olvidándose del abstracto con el que empezó. Y a partir de los años 60 dejó el óleo y empezó a utilizar los acrílicos. En los últimos años de su vida ya no pudo pintar pues se quedó ciego y se dedicó a escribir libros sobre arte, dictando a otra persona sus enseñanzas.

Pero incluso ahora, se sigue considerando a Jean Hélion como un excelente pintor abstracto, relegando a un segundo plano su obra diferente.

¿Que es la abstracción? Pues distinguirla es muy sencillo. Es la pintura o la representación artística que prescinde de toda posibilidad de la figuración. No hay figuras reconocibles. Hay formas, líneas, manchas, espacios, colores, luces y sombras. No hay objetos que reconozcamos, sino formas de color, ocupando espacios.

Se busca causar una impresión en quien contempla la obra. O al contrario, representa una expresión del momento del artista. Una representación del estado del ánimo, una provocación, un revulsivo para provocar algo. No es provocar por nada, es provocar para algo, aunque sea para sorprender.

Vamos a imaginar que se mezcla la pintura con la música, con algo de literatura, más algo de arquitectura para saber jugar con los volúmenes y otro tanto de diseño para entender de contrapesos, de espacios vacíos, de color y líneas. Si con un poco de todo esto queremos transmitir algo, es posible que caigamos en la abstracción pictórica.

¿Y qué se quiere transmitir con la abstracción? Lógicamente ideas, mensajes, conceptos y esencias del pensamiento del artista. Busca solo lo esencial, quitando todo lo demás, quitando el resto. Dejando solo el color, manchas, volúmenes, espacios. Se pretende transmitir emociones o sensaciones solo con los elementos mínimos, sin forma alguna que recuerde a algo conocido.

Se pretende crear una copia de la idea, llena de sensaciones pero a las que se le han restado todo elemento reconocible. Incluso partiendo de puntos de vista ilógicos, donde todo tiene unas formas diferentes, unos planos distintos al verse desde otro punto de vista. Si imaginamos una farola y pensamos en fotografía abstracta, podemos verla de frente y nos resultará una farlo muy reconocible, o podemos fotografiarla desde arriba y muy cerca de su corona, cuando la luz deslumbra parte de ella. Y nos quedará una farola muy poco reconocible y por consiguiente abstracta si además le acompañamos de algunos detalles que configuren una escena al menos con capacidad de asombrar.

Si observamos el cuadro, vemos que Jean Hélion empleó cinco colores para toda esta obra. No es fácil adivinar qué nos quiso transmitir aunque el título nos ayuda un poco. Balance o Equilibrio. Es como si buscar simplemente contrapesar espacios y masas, colores dentro del blanco que representa el espacio total. Las formas marrones podrían ser el eje del equilibrio, sobre el que basculan el resto de las formas. ¿Pero era necesario poner esa línea rota en verde que está arriba? Tal vez sí, para equilibrar que en la parte izquierda hay más figuras aunque sean más pequeñas, pero admitiendo que la negra pesa más que la roja, y pesa más al estar más cercana al eje.

3 comentarios: