Boceto de Antonio López para unas puertas en la Catedral de Burgos


No es nada complicado admitir que el artista Antonio López es un gran artista de nuestro tiempo, con un arte muy personal y nada contemporáneo, que ya utiliza el Arte Digital dentro de su propio hiperrealismo. Ve el mundo actual y lo transmite con sus filtros donde los detalles y la realidad traspasa el mundo de la pintura sin llegar a confundirse con el de la fotografía. Así que si en un principio alguien pensó desde la Catedral de Burgos que sería muy buena idea que Antonio López hiciera unas puertas metálicas para sustituir unas puertas de madera antigua, en malas condiciones y muy simples, acertó por varios motivos.

Tener tres puertas NO PRINCIPALES en la Catedral de Burgos con obras de gran tamaño de Antonio López es un acierto y no voy a extenderme en los motivos. Pero enseguida surgió el conservadurismo de los cortos de mirada en el tiempo. Nada más ver los bocetos de Antonio López, las imágenes digitales de cómo quedarían esas obras vistas desde la calle, se alarmaron.

Cuando hace 900 años se empezó a construir la Catedral de Burgos estoy seguro que los habitantes de aquel entonces dirían que era una barbaridad, un atrevimiento sin sentido, una osadía de diseño, de iglesia, de querer aparentar. Y dentro de 400 años si alguien viera las puertas que ya no se construirán por Antonio López, dirían que son obras antiguas, clásicas más bien, y que encajan perfectamente en el gótico francés de la catedral.

Representan a Dios, a la Virgen María y a un Jesucristo niño. Pero visto desde la realidad del hoy, con los encuadres y las formas del momento actual. Y uno enseguida se pregunta: ¿Qué pensaban que les iba a presentar Antonio López o acaso no conocían su trayectoria artística y solo se dejaron llevar por el nombre del artista? ¿Alguien ha visitado la Catedral de Palma de Mallorca o la Almudena de Madrid para ver Arte Contemporáneo en su interior perfectamente integrado?

No hay comentarios:

Publicar un comentario