¿Qué queda mejor, vacía o vestida de roto?


Miramos la pared desnuda y nos parece aburrida, pero si la miramos con el cuadro puesto nos parece extraña. Algo le sobra en el segundo caso, algo le falta en el primero. Si somos capaces de imaginarnos la pared desnuda, seremos capaces de pensar en la decisión que se necesita. ¿Qué queda mejor, vacía o vestida de roto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario