Coleccionar Arte es coleccionar Artistas. Aprender a Coleccionar Arte


Hablábamos antes de algunos aspectos a considerar si quieres comenzar una colección propia de Arte, algo que parece carísimo, raro y minoritario, pero que nos asombraría saber que es mucho más común de lo que pensamos. No siempre como forma de inversión, sino de guardar y recopilar, añadir e ir aumentando tus propios gustos artísticos, con obras de diversos autores. Y sabemos que coleccionar Arte puede parecer muy caro, sobre todo si solo hacemos caso a los precios que salen en los medios de comunicación a través de subastas o de Galerías de Arte de un nivel importante. Pero hay muchas maneras de comenzar una Colección de Arte.

El Arte está para contemplarlo, así que una de las primeras causas de tu decisión es analizar si dispones de espacio suficiente para tener colgadas las obras a tu mirada. Puedes pensar en obras colgadas con suficiente espacio para respirar, o puedes pensar en obras bien colocadas en la pared con arreglo a tus gustos. El espacio es importante.

También lo es tu propia formación artística con los añadidos de novedades, tendencias, Ferias, exposiciones, etc. Pero no para hacerlas caso, sino para aprender a ver, para saber en qué punto está el mercado, para decidir con toda la información posible. 

Al final tu dinero es tuyo y lo vas a cambiar por obras de Arte que deseas contemplar pero a la vez deseas que no se conviertan en polvo. Para ello hay que conocer los mercados al menos un poco, y debes educar tu forma de ver y entender, dentro de unos ejercicios que también ayudan a caer rendido ante todas las aristas que el propio Arte tiene. 

Eso no supone que todo te guste, que no admitas que a veces el mercado del arte es engañoso y hecho para inversionistas y no para artistas o personas con gusto artístico.

Si compras una obra de arte lo será siempre porque te atrapa, porque te gusta. Y además porque piensas que te gustará durante mucho tiempo. En el Arte  pictórico o fotográfico las modas duran en las mentes de los espectadores muchos más años que en otras disciplinas.

Si quieres comenzar tu colección de arte pero no estás seguro de por dónde ir caminando, empieza por obra de pequeño tamaño, por obra gráfica, bien litografía, fotografía o serigrafía, y poco a poco irás seleccionando. Es obra mucho más barata, te afianzará a ir conociendo el mercado y sus opciones, no estarás invirtiendo mucho si algo al final no te gusta, y sin dura irás aprendiendo.

Es importante conocer al artista, saber algo de su trayectoria, pues al final una obra es simplemente una parte del artista. Obra y artista van unidos y es muy difícil que te guste una obra pero en cambio no te guste el artista y el conjunto de sus obras. Si es un artista nuevo el gozo de vele crecer es mayor si ya tienes una obra suya en tu colección. 

En las colecciones de Arte no se trata tanto de seguir tu propia obra en concreto, como en seguir al artista e incluso de ir comprando obras suyas según él vaya evolucionando.

Nota.: La obra que vemos arriba se titula "Joven cosiendo" y está pintada en el año 1947 por Miguel Ángel Álvarez

No hay comentarios:

Publicar un comentario