¿Y si el Arte Abstracto estuviera utilizando un abecedario no común?


Al menos en teoría si deseas entrarte en el mundo abstracto y crear obras pictóricas tuyas, abstractas en el sentido del diseño de sus partes, de sus elementos, deben saber que no todo vale. Aunque creas lo contrario. Estás jugando con los espacios, estás creando sobre una base posiblemente plana unos espacios que entran en contraste, en consistencia, formando volúmenes y distribuyendo espacios. Divides queriendo o sin querer toda aquella forma plana del lienzo, para ir añadiendo elementos que ellos por sí solos ya no son abstractos, lo son cuando se juntan unos con otros. 

Y en ese juego con elementos y formas debes querer decir "algo". Y en ese "algo" es donde cabe toda la complejidad enorme o simpleza tremenda de lo que intentas explicar. 

Hay infinitas formas de "escribir" con colores, formas y volúmenes. Hay multitud de alfabetos y el Arte abstracto utiliza según cada artista, unos u otros grafismos. 

Antes de conocer la A, la B o la C ya había civilizaciones que escribían con otras "letras" incluidos los pueblos prehistóricos. Y entre ellos se entendían bien, como se entendían los íberos o los egipcios, por poner otros de los ejemplos de grafismos reconocidos. Y todos ellos querían decir "cosas" con sus formas de expresión.

La obra que vemos arriba se titula "Gesto y K" y es del artista zaragozano Borja Cortés Soria, realizada en el año 2018

No hay comentarios:

Publicar un comentario