En un collage, no todo vale si no se complementan las partes


En el Arte mezclar elementos que no encajan es un claro error excepto que seas ya un artista que domina los espacios de forma maravillosa. Ahora está de moda el collage, el pegar, sea manual o digital. Y parece que todo podría valer. Una imagen, unos trazos, unos colores, unas marcas, unos recortes, muchas veces sin relación entre las partes, entre los elementos. El conjunto puede parecer atractivo pero… ¿nos llega a decir algo…? ¿existe una línea común que sea capaz de unir los elementos?

El conjunto en una obra de Arte es mucho más que cada uno de sus elementos. Podemos haber agrupado partes atractivas, que sean capaces de hablar… ¿pero hablan entre ellas?

Poner enfrentadas varias imágenes de varios elementos deben decir en su fusión más de lo que dicen cada una de ellas de forma individual. Agruparlas debe servir para que su mensaje sea superior al que ya dan de forma individual. Que compartan el mismo espacio, el mismo lienzo, no las hace atractivas ni capaces de sumar porque estén cerca. Deben saber dice… en la suma. 

Este ejemplo de arriba es una tontería que me sirve de ejemplo. Unos elementos todos ellos naturales, pero unos han sido repintados, secos ya y eliminados de su espacio y colocados en un ambiente natural como jugando a bailar. Sueltos no dicen nada, unidos a su ambiente puede que tampoco, pero se complementan bien. De eso se trata simplemente, de que haya una línea de acción entre ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario