Encontrar lo bello en lo feo, depende de nosotros


Las posibilidades de contemplar una rotura como una belleza dependen de la belleza que esperes encontrar en una rotura. Es decir, dependen de tu mirada. Nadie sabe bien dónde está escondida la belleza, depende muchas veces de modas; es decir…, de tiempos, de modos, de marcos, de estados del espectador. De entrada todo es bello y todo es menos bello. Así que nos dejaremos llevar por cada momento contemplativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario