21.11.21

La silla sobre la que se sentaba Vincent Van Gogh

 


Durante los dos meses que Vincent Van Gogh y Paul Gauguin estuvieron viviendo juntos como colaboradores artísticos, el pintor holandés hizo dos retratos simbólicos de ambos, utilizando únicamente unas sillas como referencia. Esta que vemos arriba es la silla que representaría al propio Van Gogh, sencilla y austera, como era él, y pintada con su color favorito, el amarillo, que simbolizaba el sol y la vida. Es exactamente igual que la silla que podemos ver en su dormitorio, en el famoso cuadro “La habitación de Van Gogh en Arlés”.

En la Silla de Vincent Van Gogh aparece sobre ella una pipa y un atado abierto de tabaco, de la que dejo un detalle abajo, sobre la Silla de Paul Gauguin pero pintada por Van Gogh aparece una vela encendida y unos libros, y es casi un sillón de apariencia más elegante y cómoda. Sin duda existe una explicación para todos estos elementos.

La noche del 23 de diciembre de 1888 Paul Gauguin y Vincent Van Gogh tuvieron una fuerte discusión tras dos meses de haber estado viviendo juntos. Aquella discusión termina cuando Vincent amenazó a Paul con un cuchillo. Gauguin decidió abandonar la la vivienda y alojarse en un hotel para regresar después a París. 

Vincent Van Gogh convencido de su culpabilidad y para intentar resolver el problema decidió arrancarse el lóbulo de una oreja y enviárselo a su amigo en señal de arrepentimiento. Gauguin abandonó definitivamente Arles y Vincent fue internado en un hospital local. Esta obra debió realizarse al poco tiempo de marcharse Gauguin.


No hay comentarios:

Publicar un comentario