28.2.19

Van Gogh y La caída de la hoja. Un cuadro NADA infantil

Esta obra de Vincent Van Gogh titulada “La caída de la hoja. Parque Hospital San Pablo” (The leaf fall. Park hospital St. Paul's) nos muestra un tipo de pintura que parece muy infantil, en el último año de su vida pues la pintó en 1889 y murió un año después. 

Nos muestra los jardines en otoño del hospital donde estaba ingresado voluntariamente, mientras una persona (podría ser él) camina tranquilamente dentro de un ambiente gris y triste.

El punto de vista que eligió Van Gogh
está inspirado en los sistemas que se utilizaban en los grabados japoneses, donde los artistas buscaban posiciones no comunes y desde donde parecieran dominar todo el ambiente y la escena. Una especie al narrador omnipresente en literatura, donde todo es capaz de verlo, por encima del que observa la realidad de la obra.

Observando este tipo de obras de grandes artistas, llegamos a creer lo sencillo que es pintar como si fueras un niño, pero dentro de la obra se esconde el encuadre, el punto de vista, el ambiente que conforman las luces y los colores utilizados, incluso las técnicas sin una perspectiva académica, que invitan a pensar en la simpleza de la obra. Árboles retorcidos, claridad remarcada por los árboles traseros que son blancos para no restar luz, sinuosidad, casi miedo a caminar por esas sendas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario