12.1.20

Fotografía de un agujero negro, que es casi rojo

En abril de 2017 un equipo de unos 200 científicos lograron fotografiar por primera vez un agujero negro, en el centro de la galaxia Messier 87 que se encuentra a unos 55 millones de años luz de nosotros. Una distancia imposible ni de imaginar. 

Como imposible parece explicar la forma en que se ha tomado esta imagen teórica más bien, que parece ser está compuesta de la suma de cuatro millones de gigas hasta combinar los datos de diferentes telescopios que en diferentes días fueron explorando una zona concreta del espacio.

Ahora y tras más de dos años de traducción de los datos, en la primavera de 2019 se logró obtener realmente la imagen que vemos arriba que ahora el MoMA de New York a a colgar en sus salas.

Una imagen imposible de ver, que posiblemente exista, que sin duda tiene un componente artístico con arreglo a los cánones actuales, y que bien merece ser contemplada en un museo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario