¿La inteligencia? Sería un sueño pensó Magritte

¿A qué se podría referir René Magritte cuando puso a esta obra suya el título de “La inteligencia” en el año 1946? No le pillo la idea, lo cual es bueno. Fábricas. Dos posible ladrones. Un candelabro de tres brazos con tres señoritas. ¿La inteligencia? Sería un sueño. Su idea del éxito como artista era que los cuadros carecieran de cualquier explicación que valiera para satisfacer la curiosidad del espectador, no le interesaba dibujar jeroglíficos y explicar las ideas, las motivaciones. Cuando alguien intentaba teorizar sobre sus pinturas, él sólo tenía una contestación posible para dar a entender que no había pretendido nada: “Eres más afortunado que yo, si lo entiendes”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario