23.2.18

Es revolucionaria. Pero es muy simple

Prohibido prohibir, decían algunos jóvenes locos que enseguida se hicieron mayores. Ahora está prohibido no prohibir, incluso es recomendable prohibir para sentirse útil. 

Así que si nos encontramos una obra de arte como esta, sin duda, hay que llevarla a ARCO. Es revolucionaria. Es literatura de la buena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario