Crear Arte es seguir jugando como un niño

Para disfrutar del Arte, incluso creándolo, no hay que ser Goya, como para disfrutar de la cocina no hay que ser Ferran Adrià. Se puede crear y disfrutar de lo que tus manos crean sin aspirar a ser el mejor del mundo. Simplemente siendo un aficionado al Arte y a la creación, sea pintura, literatura, fotografía o música.

Este ejemplo que vemos arriba es muy válido para entender todo lo que intento explicar. Es un dibujo de Andreu Buenafuente, que luego se ha convertido en la portada de su último libro. Además de periodista y humorista, es un creador nato que siempre está jugando con las pinturas. 

Y digo bien. Jugando. ¿Hay algo más maravilloso que siendo adulto poder seguir jugando con lo mismo que cuando eras niño?

Crear Arte puede ser una actividad más que podemos (debemos) practicar en nuestra cueva y disfrutar de ello sin aspirar a nada más. Si acaso a que tus obras queden colgadas en tus paredes, a que se conserven unos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario