Picasso peligra en Oslo, Noruega. Sin lógica

En 1969, Picasso y su antiguo colaborador, el artista noruego Carl Nesjar, crearon cinco murales en los muros de hormigón interiores y exteriores de Y-Block y H-Block, dos edificios modernistas en el distrito Regjeringskvartalet de Oslo en Noruega diseñados por el arquitecto noruego Erling Viksjø. 

Cuando estos edificios iban a ser declarados Monumentos del Patrimonio noruego, un atentado en 2011 les produjo daños en alguna parte de la estructura por las explosiones, lo que los vació de uso y en el 2014 fueron declarados en ruina para ser derruidos.

Pero los edificios siguen en pie, y derruirlos es darle otra razón más al terrorismo que puede acabar con el Arte incluso una década después del atentado, sin que nadie se obligue a salvar al menos parte de estos murales y los traslade a otro edificio.

¿Alguien se imagina hoy que las Pinturas Negras de Goya se hubieran derruido con el edificio, en vez de salvarlas para muestra de todas las generaciones futuras y ser conservadas parcialmente en el Museo del Prado? 


No hay comentarios:

Publicar un comentario