25.10.21

Matthew Ritchie y sus obras filosóficas y teóricas de azar sobre foam



Desde New York el artista inglés Matthew Ritchie nos presenta esta obra que titula "El marinero que perdió la gracia del mar" realizada en el año 2004 con un esmalte sobre sintra o foam que termina en la pared con acrílico y rotulador. Ritchie escanea sus dibujos en scanner y lo visualiza en su ordenador para poder manipularlos volteándolos, deconstruyéndolos y/o transformándolos en piezas tridimensionales. Digitalmente hace que sus imágenes sean cada vez más pequeñas para desarrollar aún más sus ideas más allá del papel.

Y Matthew Ritchie nos explica su proceso.: Comienzo con una colección de ideas... y dibujo todos estos motivos diferentes, y luego los pongo uno encima del otro. Así que tengo montones de dibujos semitransparentes, todos en capas uno encima del otro en mi estudio y forman una especie de túnel de información. De eso, puedes sacar esta forma que se convierte en la escultura o la pintura. Es literalmente como sacar la narrativa de superponer todas las estructuras. Así es como termino con esta estructura. Se deriva de una serie de dibujos que escaneo en la computadora y refino a través de varios procesos... y envío a la tienda de chapa metálica en el futuro, donde se corta de metal y se ensambla en estructuras más grandes que son demasiado grandes para mi estudio.

Todo un proceso complejo en donde 
Matthew Ritchie trasmite sus filosofías, sus miradas, desde donde se basa como artista en narrativas filosóficas, religiosas y científicas para crear un universo complejo donde estas teorías puedan circular entre sí. En las obras de estos artistas, se forman redes de datos en composiciones artísticas que hacen referencia a las preguntas en las que la sociedad sigue basando su significado de existencia. El trabajo de Ritchie personifica estas preguntas en su arte tan personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario