3.5.19

Me encontré una sirena en Ibiza. No es complicado

Encontrar una sirena en Ibiza no es nada complicado, se trata de ir en su búsqueda y saber mirar por las calles. Yo la encontré, vosotros intentarlo, no es imposible.

Las sirenas tienen muchos colores y están huecas pero no vacías. Dentro de sus espacios guardan la ilusión de que se pueden convertir en lo que ellas quieran. Deshacen sus nudos internos y pueden ponerse a volar o a nadar. Todo depende del horario de la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario