Francisco Amighetti y el nagual, en Bruselas

En la entrada anterior hablábamos del artista surrealista Francisco Amighetti y mostrábamos su grabado titulado “Vieja, niño y nagual”. Y la hemos querido reinterpretar con una imagen real de esta misma semana en Bruselas. 

La vieja no lo es tanto aunque sus sufrimiento le hayan cortado la cara con tristes arrugas. El niño no tiene rostro pero es el futuro del dolor. 

Y como nos faltaba el nagual se lo hemos pedido a Amighetti para añadirlo como en su obra, en espera de que el futuro haga su trabajo, mientras él hace el suyo que es proteger a los débiles de la imagen. 

El nagual deberemos ser tú y yo. En nuestra sociedad católica, a los naguales los llamamos “ángel de la guardia” y aunque con rostro humano les ponemos alas para que también parezcan animales sobrenaturales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario