La amistad es demasiado buena. Creo

La amistad es demasiado buena. Tormentosa, quiero decir. Nada aburrida, por cierto. La amistad es necesaria, aunque no siempre sabemos para qué. Pero sin amistad…, solo nos queda la enemistad. Somos enemigos de la amistad, pues no lo sabemos cuidar. O amigos de la enemistad pues la empleamos para jugar a joder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario