Una duda de cartón blanco. Una duda sobre el número de señoras

Parecía una parada de autobús urbano de postín, de esos que te llevan a una residencia de nombre largo. Un lugar de recogida de señoras bien, la clásica parada hacia un barrio con guardias en la puerta para que no se escapen los perros. Pero me extrañó el número de bolsos. Y que me miraran como abstraídas. Debían estar tontas. O ser de cartón. Me quedé con la duda. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario