"El canal de Gravelines" del puntillista Georges Seurat


El cuadro "El canal de Gravelines, Petit Fort Philippe" del pintor neoimpresionista Georges Seurat es un ejemplo contundente del puntillismo como podemos observar mejor en esta otra entrada. Pintado en el año 1890, un año antes de fallecer nos muestra un pequeño puerto francés de Gravelines al Norte de Francia.

En el puntillismo se busca que los puntos sean armónicos con sus puntos aledaños para formar en el ojo humano la impresión de que no existen puntos de colores sino manchas de color. Esto puede lograr si se hace bien una armonía de colores con mucha luz que deja ver suavemente las formas con sus colores, como si se hubiera pintado con tonos pasteles. Todo depende de las distancias de los distintos puntos y del tamaño de estos. Se juega con el blanco del lienzo para ofrecer estos tonos suaves y abiertos.

Es una obra sin personas, ya sean paseantes, pescadores o trabajadores del puerto, y esta manera de representar sus obras por Georges Seurat era típica de sus paisajes marinos, que siempre tenían una soledad luminosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario