17.2.18

La levedad del interior que no imaginamos

Creo que nadie se puede asomar, pero hay tal exceso de posibilidades que uno ya duda.


Me gustaría verlo desde dentro, para saber si los peatones también se ven azules y con cuadros, como sucede desde fuera.


Estoy seguro que dentro es todo con menos posibilidades de agradar la vista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario